25 de julio de 2013 / 01:24 p.m.

Madrid • El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, llegó esta mañana a Santiago de Compostela, para visitar la zona del accidente ferroviario, el hospital donde se encuentran los heridos y se reunirá con el comité de crisis.

El mandatario arribó a las 10:45 horas locales (8:45 GMT) a la localidad de Angrois, en el municipio de Santiago de Compostela, donde se suscitó el accidente.

Llegó acompañado del presidente de la Junta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; de la ministra de Fomento, Ana Pastor; del conselleiro de Infraestructuras, Agustín Hernández; y del alcalde de Santiago, Ángel Currás.

El presidente habló con miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y está observando las vías ferroviarias en las que se produjo el siniestro, una zona con una curva pronunciada.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, confirmó esta mañana que hay 77 personas muertas y más de cien heridas tras el descarrilamiento del tren cercano a Santiago de Compostela, noroeste de España, y del que aún se investigan las causas.

En una comparecencia pública para hacer un balance de la situación, señaló que las autoridades judiciales están ya en el protocolo de identificación de las víctimas, labor que resulta complicada pues en el tren viajaban 222 personas con todo y la tripulación.

El dirigente gallego aseguró que los tres niveles de gobierno trabajan en el comité de crisis constituido para responder a la emergencia.

Dijo que el 24 de julio quedará como la fecha de una de las peores tragedias para Galicia y España, y su gobierno decretó siete días de luto oficial.

Apuntó que en el transcurso de este día se podría definir si se celebrará un funeral de Estado, en función de la residencia de la mayoría de los fallecidos o en Santiago de Compostela por ser la ciudad próxima al suceso.

Recordó que Galicia suspendió todas las festividades que este día estaban programadas por el Día de Santiago Apóstol, día de esa comunidad autónoma, y a la que viajaban muchos de los pasajeros de la ruta que cubría Madrid-Ferrol.

Núñez Feijóo agradeció a los cuerpos y fuerzas de seguridad, de emergencia, bomberos y del sistema de salud por su trabajo, así como de ciudadanos que de forma voluntaria se sumaron a la rescatar víctimas y atender a los afectados.

Asimismo, agradeció a todas las autoridades por sus muestras de solidaridad, desde la Casa Real, las formaciones políticas, diferentes instituciones, todas las comunidades autónomas, los gobiernos de Francia y Portugal por ofrecer diferente tipo de ayuda.

NOTIMEX