13 de marzo de 2013 / 03:48 p.m.

Madrid • El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, saludó hoy en el Parlamento a la portavoz del movimiento opositor cubano Damas de Blanco, Berta Soler, de visita en Madrid en su primer viaje al extranjero permitido por el régimen de Cuba.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, también se reunió hoy con la portavoz de las Damas de Blanco.

Tras este encuentro, Soler acudió al Congreso (Cámara baja española) para reunirse con representantes de algunos grupos parlamentarios, entre ellos el gubernamental PP, y al conocer que Rajoy acudía también pidió a los diputados populares reunirse brevemente con él y el jefe del Ejecutivo español accedió a saludarla.

Fuentes parlamentarias confirmaron que las Damas de Blanco se han reunido con todos los grupos parlamentarios, excepto con Izquierda Plural y las formaciones de izquierdas que forman parte del grupo mixto.

Berta Soler afirmó ayer en Madrid que la oposición interna en Cuba "está preparada y organizada" para cuando "llegue el momento" y explicó que está en España "por la presión política internacional, no porque el gobierno cubano tiene buena voluntad".

Aseguró además que el gobierno cubano "tuvo que ver" con la muerte de los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero, por la que fue condenado a prisión el dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero.

García-Margallo ha insistido públicamente en que él no tiene constancia de que el coche que conducía Carromero fuera embestido de forma intencionada, versión que ayer avaló la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y ha invitado a quienes tengan "evidencias" de ello a acudir a los tribunales.

La hija de Oswaldo Payá, Rosa María, también visitó Madrid en febrero tras obtener un permiso de salida gracias a la reforma migratoria vigente desde hace un mes en Cuba, que eliminó algunos restrictivos trámites, pero no se entrevistó con García-Margallo.

EFE