AP
8 de octubre de 2016 / 03:24 p.m.

CHICAGO.— Kanye West retomó su gira de conciertos ayer tras cancelar dos fechas a principios de semana después de que su esposa, Kim Kardashian West, sufrió un robo a mano armada en París.

El rapero reanudó los espectáculos del Saint Pablo Tour en Chicago, su ciudad natal, sin mencionar el atraco durante el concierto.

"Es bueno estar en casa", dijo a los asistentes. West actuó durante aproximadamente 90 minutos seguidos.

El cantante detuvo abruptamente un concierto en Nueva York a principios de semana alegando que tenía una emergencia familiar.

Más tarde se informó que unos ladrones retuvieron a Kardashian West a punta de pistola el lunes y la encerraron en el baño de su residencia de París antes de robarle joyas valoradas en más de 10 millones de dólares.

La celebridad regresó a Estados Unidos más tarde el lunes y West anunció que los conciertos previstos para el martes en Filadelfia y para el jueves en la zona de Detroit se pospondrían a diciembre.

Por su parte Kardashian West, se ha mantenido en silencio desde el asalto.