17 de agosto de 2013 / 05:09 p.m.

El Cairo • El juicio contra el ex presidente egipcio Hosni Mubarak por su supuesta implicación en la muerte de manifestantes se reanudó hoy en El Cairo, sin que el ex mandatario estuviera presente en la sala del Tribunal Penal de la capital.

La sesión, la quinta del proceso, fue transmitida en directo por la televisión egipcia y en ella el juez Mahmud al Rashidi explicó que ni Mubarak, ni sus dos hijos, Alá y Gamal, y ni el ex ministro del Interior Habib al Adli pudieron acudir a la sede de la corte por "las circunstancias excepcionales de seguridad en el país".

En cambio, a la vista, en la Academia de Policía de El Cairo, sí que asistieron seis ex asesores de Al Adli que están siendo juzgados en el mismo proceso.

La reanudación del juicio se produce después de los violentos disturbios de las últimas horas en distintas partes del país, en los que se han enfrentado simpatizantes de los Hermanos Musulmanes y opositores al sucesor de Mubarak en la Presidencia, el islamista Mohamed Mursi.

Durante la audiencia, el juez escuchó las peticiones de la Defensa para que haya más investigaciones y sean más minuciosas, y dispuso que la próxima sesión se celebre el 21 de agosto para dar tiempo a los abogados de los acusados para que se pongan al día de las últimas pruebas presentadas.

Mubarak, Al Adli y los seis ex ayudantes del antiguo ministro del Interior son sospechosos de estar involucrados en la muerte de manifestantes durante la revolución que derrocó al jefe de Estado en febrero de 2011.

El ex presidente también está acusado junto a sus hijos y el empresario fugado Husein Salem de corrupción y enriquecimiento ilícito.

La reanudación del llamado "juicio del siglo" en Egipto fue ordenada el pasado enero por un tribunal de apelación, que aceptó los recursos de las partes y anuló la cadena perpetua dictada contra Mubarak y Al Adli por la muerte de manifestantes.

Mubarak, sus hijos y Al Adli permanecen encarcelados en la cárcel cairota de Tora.

EFE