12 de septiembre de 2013 / 12:28 p.m.

Soldados filipinos se enfrentaron con rebeldes musulmanes en dos frentes el jueves, después que los insurgentes atacaron un segundo poblado en el sur de Filipinas mientras mantienen secuestrados a decenas de rehenes.

Los rebeldes atacaron los alrededores de Lamitan, donde la población es principalmente cristiana, dijo Roderick Furigay, vicealcalde de ese poblado, en la provincia de Basilan. Indicó que hay cinco personas desaparecidas y dos heridos.

El gobernador regional Mujiv Hataman informó que el ataque fue repelido. Las autoridades indicaron que están vigilando el movimiento de las fuerzas rebeldes en esa área y Hataman dijo que los habitantes se fueron desde el miércoles.

AP