14 de agosto de 2013 / 02:49 p.m.

Madrid  • El líder del opositor Partido Socialista Español (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, calificó de “ocurrencia” que podría llevar a España “a una situación de ridículo”, la posibilidad de buscar una solución al contencioso de Gibraltar buscando en Naciones Unidas una alianza con Argentina, que desea recuperar de Reino Unido las islas Malvinas.

El comentario de Rubalcaba surgió luego de que medios locales publicaran que el gobierno español planea aprovechar el próximo viaje a Argentina de su canciller, José García-Margallo, para abordar con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner un posible frente común para llevar a Reino Unido a la Asamblea General de la ONU, en el marco de la disputa por el peñón gibraltareño.

Rubalcaba pidió al gobierno del líder conservador Mariano Rajoy que sea “cauteloso” en sus iniciativas sobre el Peñón.

“Hablar de según qué aventuras al final te lleva al ridículo y decir que vamos a ir de la mano de Argentina para reivindicar al mismo tiempo las Malvinas y Gibraltar es una ocurrencia en la que no debemos continuar”, advirtió.

El líder opositor reclamó tanto al gobierno español como al británico que pongan fin a las “estridencias”, y recordó que “es mejor el diálogo exigente que las amenazas a través de los medios de comunicación”.

Además, sugirió al gobierno que en lugar de centrar sus medidas de presión en la “movilidad de los ciudadanos”, en referencia a los controles en la frontera que tanto han irritado a Londres, se preocupe de restringir más bien la movilidad de los capitales porque al peñón “llega mucho dinero”, en ocasiones para eludir impuestos y en otras para blanquear fondos “de origen más que dudoso”.

Pero Rubalcaba insistió en que apoya a Rajoy en el asunto de Gibraltar porque “es un tema de Estado”.

Mientras, la cancillería de Londres anunció que va a protestar ante Madrid por las filas “inaceptables” causadas por los controles que aplican las autoridades españolas en la frontera con Gibraltar.

El gobierno de Gibraltar pidió una investigación a la Comisión Europea sobre las revisiones a los vehículos que quieren entrar o salir del Peñón.

“España ha impuesto una vez más controles ridículamente estrictos y desproporcionados a los coches que entraban a Gibraltar, lo que ha provocado que los conductores sufran retrasos de más de cuatro horas”, dijo el ministro principal de la colonia, Fabián Picardo. El gobierno gibraltareño considera estos controles como una represalia del gobierno español, después de que las autoridades de la colonia colocaran a finales de julio una serie de bloques de cemento en aguas cercanas al Peñón para crear un arrecife artificial.

Pese a esto, hoy el patrullero Centinela de la Armada Española se unirá a los buques británicos para realizar ejercicios militares en el Mediterráneo, mismos que según las autoridades no durarán más de “algunas horas”.

Claves

Doble contabilidad

- Los ex secretarios generales del gobernante Partido Popular español (PP) Javier Arenas y Francisco Álvarez-Cascos negaron ante un juez conocer la existencia de una doble contabilidad en su partido.

- Ambos ex funcionarios alegaron además que no controlaban las donaciones a la formación por considerar que eso era competencia del tesorero.

- Arenas y Álvarez-Cascos declararon como testigos ante el juez Pablo Ruz, quien investiga el caso del ex tesorero del PP Luis Bárcenas, quien amasó una fortuna mientras estuvo en el cargo.

— JOSÉ ANTONIO LÓPEZ