19 de marzo de 2013 / 02:14 p.m.

Una magistrada del Tribunal de Nápoles rechazó hoy el pedidode la fiscalía de abrir un juicio inmediato contra el ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, acusado de haber sobornado a un senador para que se pasara a su partido.

Fuentes judiciales informaron que la jueza de indagaciones preliminares, Marina Cimma, negó la solicitud de enjuiciar inmediatamente a Berlusconi, al ex periodista Valter Lavitola y al senador Sergio De Gregorio (arrestado la semana pasada tras perder la inmunidad parlamentaria) y entregó las actas a los fiscales.

No se informaron las razones de la decisión de la magistrada y ahora se espera que los fiscales procedan con el rito ordinario, con el aviso de conclusión de las indagaciones preliminares.

Después de ello vendría el eventual pedido de procesar a Berlusconi, Lavitola y De Gregorio, que deberá ser examinado por otro juez.

El caso tiene que ver con el presunto soborno por tres millones de euros (tres millones 885 mildólares) que Il Cavaliere pagó en 2006 a De Gregorio, que entonces militaba en el partido Italia de los Valores y que se pasó a las filas berlusconianas.

Aparentemente el ex primer ministro pagó al senador para que quitara su apoyo parlamentario al gobierno de centroizquierda entonces encabezado por Romano Prodi.

Los abogados de Berlusconi habían pedido a la jueza Cimmi escuchar a su cliente y no aceptar su enjuiciamiento inmediato antes de haberlo hecho.

Los fiscales, sin embargo, argumentaron que ya habían convocado a Il Cavaliere en tres ocasiones y que nunca se presentó a esas citas judiciales.Por su parte, De Gregorio reconoció en un interrogatorio haber recibido el dinero con la mediación de Lavitola.

Según la fiscalía, Il Cavaliere puso en práctica destinada a llevarse a su partido al mayor número de senadores que apoyaban a Prodi, de manera de hacer caer a su ejecutivo.

Notimex