31 de octubre de 2013 / 10:33 p.m.

Bogotá.- Cientos de médicos, estudiantes y trabajadores de la salud en Colombia rechazaron hoy con un "cacerolazo" la reforma a ese sector, que es promovida por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos en el Congreso.

Los manifestantes hicieron sonar sus cacerolas en varias ciudades colombianas, incluida Bogotá, como parte de las movilizaciones convocadas durante esta semana para presionar por la anulación del proyecto, el cual consideran lesivo para el gremio.

En las protestas rechazaron la posibilidad de abrir las puertas de los hospitales para que se encarguen de la formación de especialistas, lo que podría, según afirman, afectar la calidad del proceso de aprendizaje y, por ende, a los pacientes.

Los médicos temen que la reforma ponga topes a sus salarios, lo cual es rechazado por el gobierno colombiano, el cual insiste en que el proyecto traerá grandes beneficios tanto para los usuarios como para quienes ejercen esa profesión.

En Bogotá, los manifestantes se concentraron frente a las instalaciones del Palacio de Justicia, donde elevaron su voz para pedir que se frene el trámite de la iniciativa en el Legislativo, en el que están previstas varias audiencias públicas.

Los trabajadores del ramo se declararon en asamblea permanente hasta que se anule el proyecto gubernamental, pero sin afectar la atención esencial de los usuarios, apuntaron los especialistas, quienes anunciaron una nueva movilización.

Santos pidió el martes pasado al Congreso escuchar a los sectores inconformes, tras afirmar que la nueva ley debe discutirse "sin afanes" y debe quedar "bien diseñada" para responder al clamor de los colombianos de mejorar el sistema de salud.

El mandatario aseguró que el proyecto busca solucionar problemas estructurales, evitar el colapso financiero y garantizar una mejor atención a los pacientes, quienes enfrentan problemas como la falta de médicos y especialistas.

Notimex