12 de septiembre de 2013 / 12:53 p.m.

 El alto mando de los rebeldes sirios rechazó la propuesta rusa de poner el arsenal de armas químicas de Siria bajo control internacional, según el jefe del Consejo Supremo Militar y principal comandante insurgente, el general Salim Idriss.

"Anunciamos nuestro rechazo definitivo a la iniciativa rusa para poner las armas químicas bajo custodia internacional", declaró Idriss en un mensaje de vídeo difundido a través de internet.

"La secretaría general de la revolución siria anuncia su rechazo total a la iniciativa rusa y pide a la comunidad internacional que no dé vueltas en torno al tema de las armas químicas porque son un crimen", sostuvo Idriss, líder del Ejército Libre Sirio (ELS).

El grupo de oposición Coalición Nacional Siria también cuestionó la iniciativa, tras advertir que es una "maniobra política destinada a ganar tiempo" para el régimen del presidente Bashar al-Assad.

Idriss señaló que las potencias mundiales no deben "considerarse satisfechas mediante la eliminación de las armas químicas, que es la herramienta de un delito, pero antes el autor del crimen debe ser juzgado ante la Corte Penal Internacional.

En el vídeo difundido por la cadena qatarí Al Yazera, Idriss, comandante de la principal fuerza combatiente siria apoyada por Occidente, cuestionó los motivos de la iniciativa por parte de Rusia, un aliado cercano de Al-Assad.

Comentó que si la "respuesta de la comunidad internacional no es eficiente y eficaz contra Siria, Irán, Corea del Norte y la milicia de Hezbolá (poderoso movimiento chiita libanés y un aliado de Al-Assad) lo considerarán una luz verde para la fabricación y uso de armas químicas".

Idriss pidió a los países que respaldan la revuelta popular que cumple 30 meses contra Al-Assad aumentar el suministro de armas a los rebeldes para que puedan "seguir en su lucha para liberar al país".

En su mensaje que también pudo verse en la red YouTube, Idriss exhortó a sus combatientes a "intensificar las operaciones en todas las regiones del país".

Rusia anunció el lunes una propuesta según la cual Siria entregaría sus armas químicas, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pospuso cualquier acción militar para considerar la iniciativa rusa.

El mensaje se da a conocer cuando el presidente de Rusia, Vladimir Putin, cree que fueron los rebeldes sirios quienes utilizaron las armas químicas el pasado 21 de agosto para forzar una intervención de Estados Unidos.

Por otra parte, The Washington Post reveló que Estados Unidos ha comenzado a suministrar armas a los rebeldes sirios durante las dos últimas semanas, lo cual marca una "escalada importante en el papel del país" en el conflicto de Siria.

Según un informe publicado en la página web del diario, los cargamentos de armas fueron entregados a los rebeldes sirios junto con otros envíos independientes del Departamento de Estado de vehículos y otros equipos.

— NOTIMEX