— NOTIMEX
6 de septiembre de 2013 / 02:10 p.m.

Ciudad del Vaticano • El papa Francisco recibió hoy en el Palacio Apostólico del Vaticano al presidente de Bolivia, Evo Morales, con quien dialogó durante unos 32 minutos en privado.

El encuentro comenzó cinco minutos antes de lo previsto, porque Jorge Mario Bergoglio salió a recibir al mandatario boliviano con anticipación. Ambos se saludaron en la Sala del Troneto, la antecámara de la Biblioteca Apostólica.

 

Al encontrarse se estrecharon la mano y se dieron un ligero abrazo. Una vez frente a un gran escritorio de madera, en la biblioteca, Morales señaló: ""Para mí usted es el hermano Francisco". El pontífice respondió: "Así debe ser, así debe ser"".

 

Luego se cerraron las puertas del lugar. Ambos dialogaron cara a cara durante 32 minutos. Al finalizar el presidente presentó a Jorge Mario Bergoglio los seis miembros de su delegación.

 

Entre ellos el ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca; el ministro de Defensa, Rubén Saavedra y el embajador de Bolivia ante la Santa Sede, Carlos Saavedra.

 

Al final se pasó a un intercambio de regalos. El Papa entregó a Morales una fina medalla de su pontificado y dos libros, uno de ellos el documento de Aparecida, texto que resume las conclusiones de la cumbre de obispos latinoamericanos de 2007.

 

Por su parte, Evo Morales otorgó un libro titulado ""Memoria gráfica. Reintegración marítima de Bolivia"", que resume el histórico reclamo de ese país sudamericano por tener acceso al mar.

 

El líder católico y el mandatario sudamericano se despidieron con un abrazo. Mientras lo acompañaba a la puerta, Francisco dijo a su huésped: "Saludos a todos los amigos, a Dilma".

 

Tras despedirse del Papa, el presidente Morales se reunió en privado con el secretario de Estado del Vaticano, Tarciscio Bertone, quien estuvo acompañado por el responsable para las Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti.