3 de junio de 2014 / 02:44 a.m.

Nueva York.- Rihanna, una indiscutible estrella de la moda del momento, fue la figura central de los premios del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos en los que también fueron reconocidos los creadores más destacados del año.

La cantante y estrella pop, ataviada con un vestido de malla transparente color rosa pálido adornado con miles de cristales, guantes del mismo material por encima de los hombros, un tocado estilo años 20 y una estola rosada, recibió el Premio Ícono de la Moda 2014, entre cuyos agasajados anteriores destacan Lady Gaga, Kate Moss, Nicole Kidman y Johnny Depp.

La gala anual, presentada este año por el director y guionista John Waters, atrae a una mezcla de especialistas en moda y estrellas de Hollywood. Este año además de Rihanna otra de las invitadas más esperadas de la noche fue la actriz ganadora del Oscar Lupita Nyong'o, quien entregó el premio en la categoría de ropa para dama. Otras personalidades invitadas fueron Marion Cotillard, Blake Lively, Naomi Campbell, Coco Rocha, Jennifer Hudson, Anna Wintour y Emmy Rossum.

Antes de la premiación el diseñador Zac Posen calificó a Rihanna como una arriesgada de la moda, quien mezcla con mucha habilidad el glamur de la alfombra roja con un toque rebelde. La elección de la cantante para la premiación, un vestido muy revelador que se ceñía a sus curvas como una capa de brillo, diseñado por Adam Selman, era la materialización perfecta de la descripción de Posen.

"Era una novicia de la moda en ese entonces", dijo. "Pero obviamente era muy bella y tenía confianza y el encanto de una chiquilla. Todo los ingredientes estaban ahí para que fuera una superestrella: Ambición, fortaleza y también vulnerabilidad", dijo. El hecho de que Rihanna deje a todos en shock de vez en cuando "la ha mantenido vigente y equilibra su belleza tan clásica".

FOTO: Ap

AP