17 de noviembre de 2013 / 09:35 p.m.

Madrid.- La huelga de recolectores de basura en Madrid concluyó el domingo, 13 días después de su inicio y con las calles convertidas en basureros, cuando los trabajadores aceptaron el acuerdo concertado entre sindicatos y empleadores.

Los sindicatos convocaron la huelga cuando las empresas contratistas de la limpieza anunciaron planes para despedir a más de 1.000 trabajadores y bajas salariales a unos 5.000 limpiadores callejeros, trabajadores de parques y recolectores de basura.

La reanudación de las actividades el domingo tiene lugar después de que las compañías cancelaran su anuncio de despidos a cambio de una mejora en la eficiencia y una congelación de sueldos que durará hasta 2017.

El fin de la paralización de las labores coincide con las persistentes lluvias que suponen un peligro porque pueden arrastrar basura y hojas que obstruirían los desagües en momentos en que que se aproxima el invierno.

 AP