27 de noviembre de 2013 / 11:44 p.m.

Santiago de Chile.- El Gobierno chileno reconoció hoy, cuando restan dos semanas para la segunda vuelta de los comicios presidenciales, la importancia que tienen los "ciudadanos jóvenes" en los procesos electorales y aseguró que incentivarlos a participar en política es una tarea colectiva.

Así lo aseguró el Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alfredo Moreno, durante la inauguración del Foro Anual de la Democracia, organizado por el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA), que reúne a destacados expertos en temas de democracia y participación ciudadana.

"El costo de la desafección de los jóvenes en la política y en particular de los procesos eleccionarios, se constituye hoy en un déficit grave para nuestras democracias", afirmó el canciller chileno durante la ceremonia .

Agregó que "resulta fundamental incentivar la participación del ciudadano joven en los ciclos electorales. Este es un esfuerzo colectivo y es nuestra tarea incorporar más y más jóvenes a la política", enfatizó Moreno.

Estas declaraciones se producen díez días después de las elecciones presidenciales y parlamentarias en Chile, donde la única ganadora fue la abstención ya que más de la mitad de las personas habilitadas para sufragar, se quedaron en casa.

La pasada jornada electoral del 17 de noviembre fue la segunda vez, tras los comicios municipales del año pasado, en que los chilenos contaban con inscripción automática y voto voluntario y el resultado en las urnas fue la participación de sólo el 49,3 %.

De esta manera, de un padrón electoral de 13.573.134 millones de personas sólo fueron a votar cerca de 6,7 millones.

La situación tiene especialmente preocupado al mundo político chileno, de cara a la segunda vuelta electoral a efectuarse el 15 de diciembre próximo.

En la primera vuelta, la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010), candidata de la coalición Nueva Mayoría y favorita en los todos los sondeos, obtuvo un 46,67 % mientras su rival Evelyn Matthei, de la oficialista Alianza, alcanzó un 25,01 %.

Analistas temen que el próximo 15 de diciembre en los que se enfrentarán Bachelet y Matthei, la participación ciudadana pueda descender aún más, especialmente entre los jóvenes ya que los candidatos que apuntaban a este segmento, el independiente Franco Parisi y el candidato del Partido Progresista Marco Enríquez Ominami, quedaron fuera de la carrera presidencial.

Las autoridades pensaban entonces que el voto voluntario atraería a un millón de electores más, pero lo cierto es que sucedió todo lo contrario.

La preocupación es compartida por el propio presidente Sebastián Piñera, quien en la noche del día 17 dirigió un mensaje al país lamentando la elevada abstención.

EFE