EFE
21 de julio de 2013 / 04:25 p.m.

Berlín • Los servicios secretos alemanes que operan en el interior del país, han reconocido que probaron un software de espionaje estadounidense, aunque aseguran que ya no lo emplean, según una entrevista difundida hoy por el "Bild am Sonntag".

El presidente de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), Hans-Georg Maaßen, lo confirma en el rotativo después de que ayer avanzase el semanario "Der Spiegel" que la inteligencia alemana, tanto la interna como la exterior, utiliza el programa estadounidense de espionaje masivo "Xkeyscore".

No obstante, el jefe del espionaje interior de Alemania -nombrado recientemente, a raíz de la salida de su predecesor por el escándalo de la célula terrorista neonazi- recalcó que, si bien este software fue probado, "en la actualidad" no se emplea.

"Niego las especulaciones de que la BfV recoja datos en Alemania gracias al software que la (Agencia de Seguridad nacional estadounidense) NSA puso a nuestra disposición y se los envíe a EU", aseguró Maaßen.

"En su cooperación con la NSA, la BfV se ciñe de manera estricta a sus competenciales legales", agregó.

"Der Spiegel" asegura en su último número que tanto el BND, el servicio de espionaje exterior alemán, como la BfV emplean el software "XKeyscore" desarrollado por la NSA, el organismo acusado de orquestar un sistema de espionaje masivo a escala mundial.

EU puso este programa a disposición de Alemania para que sus servicios secretos pudiesen apoyarles en la lucha contra el terrorismo, según documentos de la NSA a los que ha tenido acceso la publicación.

Este sistema permite, además del almacenamiento de los denominados "metadatos" -quién se comunica con quién, cuándo, cuánto y desde dónde-, ver retrospectivamente las búsquedas realizadas por personas concretas en buscadores de internet e, incluso, tomas de contenido "full take" de varios días.

Bajo esta denominación anglosajona se engloba a las técnicas que permiten almacenar en bruto todos los contenidos de las comunicaciones telefónicas y vía internet de un individuo durante un período de tiempo.

"Der Spiegel" agrega que de los alrededor de 500 millones de datos provenientes de Alemania que con carácter mensual obtiene Estados Unidos, unos 180 millones se obtienen con "Xkeyscore".

Desde que el extécnico de la CIA Edward Snowden destapó el escándalo del programa de espionaje masivo de Estados Unidos, la presión ha ido creciendo sobre el Gobierno alemán y sus servicios secretos.

Ambos han negado cualquier conocimiento al respecto, pese a que el propio Snowden aseguró que los servicios secretos de Estados Unidos y Alemania estaban "conchabados".