27 de enero de 2013 / 06:46 p.m.

Polonia — Sobrevivientes del exterminio nazi, políticos, líderes religiosos y numerosos sectores conmemoraron el domingo el Día Internacional del Recuerdo del Holocausto con oraciones solemnes y renovadas advertencias de que jamás se permita la repetición de esos horrores.

Las conmemoraciones se efectuaron en diversos lugares, entre ellos el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, donde la Alemania de Hitler aniquiló a por lo menos 1,1 millón de personas, en su mayoría judías, en el sur de Polonia. En la capital polaca se efectuaron oraciones en el monumento dedicado a los combatientes de la Sublevación del Gueto de Varsovia escenificada en 1943.

El papa Benedicto XVI habló desde su ventana que da hacia la Plaza de San Pedro en el Vaticano y advirtió que la humanidad debe estar siempre en guardia contra la repetición de este tipo de tragedias relacionadas al racismo.

"Que el recuerdo de esta inmensa tragedia, que sobre todo golpeó terriblemente al pueblo judío, represente a todos una advertencia constante para que no se repitan los horrores del pasado, para que toda forma de odio y racismo sea superada y para fomentar el respeto hacia todas las personas y la dignidad de cada persona", dijo el pontífice, quien es oriundo de Alemania.

Al margen de una ceremonia en Milán, el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi suscitó una oleada de indignación por su elogio al dictador fascista Benito Mussolini de que "hizo cosas buenas" a pesar de que decretó leyes antisemitas.

Berlusconi también defendió la alianza de Mussolini con Hitler porque —dijo— tal vez pensó que sería mejor estar con el bando que ganaría la guerra.

Las Naciones Unidas dispusieron en 2005 que el 27 de enero fuera el día en el que cada año se conmemorara a las víctimas del Holocausto, en el que perecieron seis millones de judíos y millones de otras víctimas de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.