13 de agosto de 2013 / 12:53 p.m.

Berlín • La capital alemana exhortó hoy a todos los alemanes a no olvidar a las víctimas del muro de Berlín, al conmemorarse 52 años de su construcción con diversas actividades encabezadas por las autoridades del país.

La canciller federal alemana, Angela Merkel, acudió a una escuela berlinesa para hablar con jóvenes sobre el significado del 13 de agosto de 1961.

En el Monumento a las Víctimas del Muro de Berlín, el alcalde de la ciudad, Klaus Wowereit, y el ministro de Cultura, Bernd Neumann, depositaron ofrendas florales en memoria de los que intentaron cruzar esa frontera hacia el lado occidente.

El monumento se encuentra en el barrio de Spandau, donde permanece en pié parte del Muro y hay un museo.

Los dos políticos manifestaron que los jóvenes alemanes deben tener claro que los gobernantes de la entonces República Democrática de Alemania (RDA), hoy desaparecida, pisotearon el derecho a la libertad de sus ciudadanos.

En muchos otros puntos de Alemania se puso de relieve el significado de esta fecha por parte de políticos, gobernantes y medios de información.

Las investigaciones sobre el número de muertos a los pies del Muro de Berlín difieren. El Centro para la Investigación Histórica (ZZF) contabilizó por lo menos 136 muertes, mientras que el Centro de Investigación 13 de Agosto, estimó que las muertes ascendieron a 251.

La desaparición del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 terminó con uno de los puntos neurálgicos del conflicto Este-Oeste. La ciudad se convirtió en la capital del país unificado el 3 de octubre de 1990 y en la actualidad es una de las mas modernas metrópolis de Europa.

Los hechos ocurrieron el domingo 13 de agosto de 1961, cuando los berlineses se levantaron con la noticia de que se había empezado a construir un muro fronterizo entre el Berlín administrado por Occidente y el controlado por la Unión Soviética.

Cientos de alemanes orientales acudieron al lugar donde se llevaban a cabo los trabajos en forma acelerada para edificar la barrera con concreto y alambre de púas.

Soldados fronterizos de la RDA patrullaban los trabajos con ametralladoras y bayonetas. El muro estaba siendo edificado en una calle del centro de la Berlín, de forma que quienes intentaron cruzaron en esos momentos la calle para pasar a occidente, lo pudieron hacer.

El muro se construyó con dos metros de altura y fue coronado con alambre de púas.Decenas de alemanes de los dos sectores de la ciudad se congregaron para ver con sus propios ojos la edificación del muro, muchos de ellos incrédulos de lo que estaba ocurriendo.

Los hechos demostraron pronto que esas declaraciones de los funcionarios germanorientales habían sido una cínica mentira: el muro duró en pié 28 años y tuvo una longitud de 43.1 kilómetros cuadrados.

NOTIMEX