6 de noviembre de 2013 / 03:10 a.m.

Nueva York.- El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, fue reelecto para un segundo mandato con una amplia mayoría, según avanzaron las proyecciones de varias cadenas de televisión estatales.

El republicano Christie se impuso con facilidad a su rival demócrata, Barbara Buono, según indicaron CNN y NBC al cerrar los centros de votación del estado, a la 01:00 GMT.

Los analistas políticos insistieron en las últimas semanas en que una amplia victoria de Christie, un republicano moderado, en este estado tradicionalmente demócrata solidificaría su perfil de cara a una hipotética campaña presidencial en 2016.

Con un 18 por ciento del escrutinio realizado, Christie se llevaba un 62 por ciento de los votos frente al 36 por ciento para Buono.

Las encuestas a pie de urna realizadas muestran que Christie, de 51 años, logró un apoyo significativo entre grupos de población que en general dieron la espalda a los republicanos en los últimos años, como las mujeres y las minorías.

Según esas encuestas, Christie habría obtenido el voto mayoritario de las mujeres, cerca de la mitad de los votos latinos y un quinto de los afroamericanos, así como un 30 por ciento de quienes se describen como demócratas, según indicó NBC.

Durante su primer mandato, Christie logró equilibrar el presupuesto sin aumentar los impuestos y puso en marcha una reforma educativa.

Su respuesta decidida en la reconstrucción del estado, que fue el más afectado por el huracán "Sandy" el año pasado, así como su insistencia en colaborar con la oposición y su personalidad franca y abierta le dieron una victoria aparentemente mucho más amplia que la que logró en 2009.

Christie, un moderado que se presume dialogante con los demócratas y hace un año elogió la respuesta del presidente Barack Obama a los daños del huracán "Sandy" justo antes de la elección presidencial, ha tenido disputas con miembros más conservadores de su propio partido, como el senador Rand Paul (Kentucky), miembro de la facción ultraconservadora delTea Party.

EFE