ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
8 de octubre de 2016 / 11:28 p.m.

MONTERREY.- Con voz entrecortada y algunas lágrimas de sus fans fue como Sasha, Benny y Erik se despidieron del público regiomontano.

La noche del sábado la agrupación concluyó aquel sueño que inició hace cuatro años, en el cual tres amigos fusionaron su talento para complacer a los admiradores que han cosechado desde su etapa como Timbiriches.

En esta ocasión el ambiente previo a su concierto era completamente diferente: no había aquellos festejos, ni emociones que caracterizaron sus presentaciones anteriores. La nostalgia invadía el lugar, al mismo tiempo que los recuerdos saltaban a la mente.

Fue en punto de las 20:45 horas cuando las luces del Auditorio Pabellón M se apagaron, con ello “El Inicio del Fin”.

"Punto de Partida", "Esta Noche" y "Todo tiene su Lugar" fueron con los temas con los cuales comenzaron el recital.

Al interpretar "Esta Noche" hubo un percance en el escenario: Sasha abrazó inesperadamente a Erik, quien reaccionó soltando su micrófono, que cayó al suelo sin emitir ningún sonido, lo que evidenció que en algunas canciones usaron playback.

Con la misma producción que ya habían presentado en la Ciudad, una plataforma de tres niveles dividida en nueve espacios, el trío continuó interpretando temas de como "Cada Beso", "Si no es Ahora" y "Ay Amor".

"Es un placer estar esta noche con ustedes, Monterrey. Una ciudad que ha sido muy especial para mi desde antes de Timbiriche. Ahora gracias por estar en esta despedida de nosotros, por habernos aceptado hace cuatro años", comentó Benny, en una de las pocas interacción que tuvieron con el publico.

El momento acústico llegó con la interpretación de sus éxitos en su etapa solista, como "Cuando mueres por Alguien", "Rueda mi Mente" y "Cielo", que acompañaron sólo con una guitarra.

Homenajes e invitados

Realizaron un homenaje a Gustavo Cerati, provocando que el público se levantara a bailar los temas de Soda Stereo.

Otra de las sorpresas guardadas por los cantantes fue la presencia de Jay de la Cueva, vocalista de Moderatto, con quien interpretaron temas como "Ámame hasta con los Dientes", "Ahora te puedes Marchar" y un homenaje a Juan Gabriel.

Al cantar "El Noa Noa", que fue interpretada por Sasha y Jay, éste último olvidó la letra y tuvo que ser rescatado por su compañera.

A pesar que muchos de los temas fueron cantados con playback, al público no le importó y disfrutó de la velada.

Y al sonido de "Japi", Sasha, Benny y Erik se despidieron de los regios.