2 de mayo de 2013 / 02:41 p.m.

Millones de trabajadores de confección de ropa en Bangladesh regresaron hoy a laborar a una semana del peor accidente en ese país del sureste asiático, y que ha dejado 433 muertos.

Tras el desplome de un edificio de ocho pisos que albergaba cinco talleres de la manufactura de ropa, la principal industria en este país, miles de trabajadores de ese sector salieron a las calles para demandar mejores condiciones laborales.

Las protestas se registraron el 30 de abril y este uno de mayo, Día Internacional de Trabajo, con exigencias de mejores condiciones de seguridad y castigo de los responsables de la tragedia que además dejó miles de heridos y 148 personas desaparecidos.

Mohammad Refat Ullah, alcalde de Savar, ciudad cercana a la capital, Dacca, y donde ocurrió el percance, fue suspendido de sus funciones, luego que se encontró que su administración aprobó el diseño del edificio que colapso.Más de tres millones de personas, la mayoría mujeres de las zonas rurales, trabajan en el sector de la confección del país.

Un total de ocho personas, incluidos los propietarios de la fábrica y los ingenieros fueron sido detenidos por presunta negligencia.

Bangladesh tiene una de las industrias de la confección más grandes del mundo, y algunas de las prendas producidas en el edificio derrumbado eran para marcas occidentales de prestigio.

La Unión Europea ha dicho que está considerando la posibilidad de adoptar "medidas apropiadas" para fomentar la mejoría de las condiciones de trabajo en las fábricas de Bangladesh.

Notimex