AP
12 de diciembre de 2013 / 04:49 p.m.

La reina Isabel estaba enfadada con los agentes de policía en el Palacio de Buckingham porque se comían las nueces destinadas a los invitados reales, reveló a un tabloide un investigador privado condenado por espiar los mensajes telefónicos del personal de palacio.

El dato fue transmitido por Clive Goodman a Andy Coulson, entonces director del ahora difunto News of the World.

El mensaje electrónico de Goodman, fechado en 2005, dice: "Memo enviado a los policías de palacio para que no metan sus dedos pegajosos".

El mensaje fue utilizado como prueba en el juicio por espionaje telefónico de Coulson, la ex directora Rebekah Brooks y otros cinco acusados. Todos se han declarado inocentes.

El caso contra un octavo acusado, Ian Edmondson, fue suspendido el jueves porque los médicos lo declararon inapto para ser juzgado. El juez John Saunders dijo que Edmondson será juzgado cuando recupere la salud.