27 de agosto de 2013 / 12:52 p.m.

Londres • La oficina del primer ministro británico David Cameron informó hoy que se analizan planes de contingencia para una acción militar en respuesta al presunto uso de armas químicas por parte del gobierno sirio.

Las medidas específicas que tomará Reino Unido serán decididas por Cameron, quien regresa este martes a su oficina tras un breve descanso, informó la prensa británica.

Entre esas medidas figuran si se convoca al Parlamento para una sesión en la cual se debata el asunto sirio y la participación militar británica, señalaron a la prensa voceros del jefe de gobierno en una sesión informativa.

La decisión que se tome no necesariamente esperaría a conocer los resultados de la investigación que expertos de Naciones Unidas iniciaron la víspera.

Del lado de la oposición laborista, el responsable de asuntos exteriores, Douglas Alexander, dijo que el Parlamento debe de ser consultado sobre esa posible intervención militar.

Aunque reconoció que puede existir información sensible que no deba de ser compartida, es derecho de los legisladores y de la ciudadanía conocer la evidencia sobre ese ataque químico y valorar si habría una misión creíble.

Además, se mostró escéptico sobre dar armas a la oposición al presidente sirio Bashar al-Assad, o respecto a ataques aéreos contra puntos sensibles del gobierno sirio.

En tanto, el ex primer ministro Anthony Blair publicó este martes en The Times un exhortó a actuar tanto en Siria como en Egipto, y destacó que es tiempo de sumarse al lado de la gente que no quiere verse en la disyuntiva de escoger entre una tiranía o una teocracia.

— NOTIMEX