21 de febrero de 2013 / 09:36 p.m.

Londres • El Reino Unido lamentó hoy la ejecución de tres presos en Japón y pidió al país asiático que derogue la legislación que permite aplicar la pena de muerte.

El Ministerio de Asuntos Exteriores británico señaló en un comunicado que Tokio debe "reconsiderar su política sobre la pena de muerte y ser sensible a la tendencia internacional en dirección hacia la abolición".

"Estoy entristecida por que Japón haya llevado a término tres ejecuciones hoy, las primeras bajo la administración del primer ministro Shinzo Abe", indicó la secretaria de Estado del departamento de Exteriores británico, Sayeeda Warsi.

La representante del Foreign Office afirmó que Tokio debe "establecer una moratoria formal con vistas a una eventual abolición de la pena de muerte" en el país.

"Sé que esos tres prisioneros fueron condenados por crímenes graves, pero la política del Reino Unido se basa desde hace tiempo en oponerse a la pena de muerte en cualquier circunstancia y en todos los países", añadió Warsi.

La secretaria de Estado sostuvo que "no hay evidencias definitivas que apunten a que (la pena de muerte) tenga un valor disuasorio y su utilización mina la dignidad humana. Además, cualquier fallo de la justicia se convierte en irreversible e irreparable".

Japón, el único país industrializado y democrático que junto con Estados Unidos aplica la pena capital, ajustició hoy en diferentes prisiones a tres reos, todos ellos condenados por asesinato.

EFE