4 de enero de 2014 / 08:31 p.m.

México.- Tras el fallecimiento del destacado bailarín y coreógrafo mexicano Guillermo Arriaga Fernández, acaecido ayer, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), en coordinación con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), organiza ya un homenaje.

En charla con los medios, Bernardo González, colaborador cercano del fallecido promotor cultural, comentó que María Cristina García Cepeda, directora general del INBA, le adelantó que ya preparan un homenaje a la altura de Arriaga Fernández, el cual será, tentativamente, dentro de unas semanas.

"Su familia está enterada y de acuerdo, y el Conaculta, el INBA y el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza (Cenidi-Danza) "José Limón" trabajan para su realización", detalló.

Por otro lado, Eunice Sandoval, subcoordinadora Nacional de Danza del INBA, manifestó que el reconocimiento al coreógrafo se realizará en fechas próximas, debido a que la muerte inesperada de Arriaga tomó por sorpresa a sus hijos, quienes se encontraban fuera del país.

La funcionaria adelantó que el acervo del coreógrafo y bailarín será entregado en comodato al INBA y que se espera que especialistas del Cenidi-Danza sean los encargados de revisar y clasificar el material, que incluye canciones y poemas, así como una colección de 500 discos long play con grabaciones de la música original de sus coreografías.

El resguardo del acervo responde a un deseo expreso del propio Guillermo Arriaga, quien durante el 2013 sostuvo reuniones con autoridades del INBA para concretar la entrega, dijo Sandoval, de acuerdo con declaraciones difundidas por el Conaculta.

Guillermo Arriaga Fernández nació el 4 de julio de 1926 en la Ciudad de México. Se inició en el mundo de la danza en 1943, al lado de figuras como Anna Sokolow, Waldeen, Doris Humphrey y José Limón, entre otros.

Mantuvo un estrecho contacto con maestros de teatro como Seki Sano, Fernando Wagner y Julio Prieto, y recibió asesoría del historiador de arte José Rojas Garcidueñas y de los pintores Diego Rivera y Miguel Covarrubias.

El bailarín creó su primera coreografía "El sueño y la presencia" durante su estancia en París, en 1950, luego realizó "Cuauhtémoc", "Romances y fronteras", "Zapata", entre otras.

A lo largo de su trayectoria colaboró con el Ballet de Cámara y con el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández.

En 1957 fundó el Ballet Popular de México y para 1964 dirigió el Conjunto Folklórico del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Se desempeñó como gerente de Convenios Culturales y Educativos en el Fondo Nacional para las Actividades Sociales y como director de Danza del INBA, desde donde impulsó la creación del Centro Nacional de Investigación de la Danza.

Entre otras distinciones recibió la Medalla "Una vida en la danza" 1990; el Premio "Guillermina Bravo" 1995; el Premio Nacional de Ciencias y Artes 1999, y la Medalla de Oro de Bellas Artes, por su labor de 54 años en el INBA y los 50 años de "Zapata".

NOTIMEX