19 de diciembre de 2013 / 02:41 p.m.

TOKIO.— Naoki Inose, el gobernador de Tokio que ayudó a asegurar para la ciudad la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, renunció al cargo después de revelarse que recibió 50 millones de yenes (480.200 dólares) de una compañía de hospitales.

Inose había estado bajo fuerte presión para renunciar. Líderes del partido de gobierno dijeron que el escándalo pudiera afectar los preparativos para los juegos de verano.

El gobernador anunció su renuncia en una conferencia de prensa transmitida en vivo por televisión el jueves por la mañana, en la que pidió disculpas a la población de Tokio y dijo que su decisión no debe afectar las operaciones del gobierno ni retrasar los preparativos para la cita olímpica. Inose declaró a los reporteros que decidió que "la única solución era renunciar".

Inose dice que el dinero que recibió en noviembre de 2012 de la compañía Tokushukai era un préstamo personal. El gobierno municipal de Tokio ha creado una comisión para investigar las alegaciones.

AP.