REUTERS
22 de diciembre de 2013 / 12:14 a.m.

Montevideo.- El ministro de Economía de Uruguay, Fernando Lorenzo, renunció el sábado en medio de acusaciones de abuso de funciones en el proceso de liquidación de la aerolínea de bandera Pluna, que ha salpicado también al jefe de un banco del Estado.

El presidente José Mujica anunció la dimisión de Lorenzo mientras el funcionario entraba al juzgado penal para declarar por acusaciones de irregularidades en la subasta de aviones de Pluna durante el proceso de quiebra de la aerolínea en el 2012.

"Lorenzo nos entregó hoy la renuncia por propia iniciativa buscando facilitarle el camino a la justicia", dijo Mujica en una declaración a la prensa.

"Ha sido un ministro brillante", agregó. "No tenemos dudas de su integridad ética".

Pluna, que era propiedad del consorcio Leadgate en un 75 por ciento y del Estado uruguayo en un 25 por ciento, fue intervenida por el Gobierno a mediados del 2012 ante una severa crisis financiera. Un mes más tarde fue liquidada con un pasivo de 300 millones de dólares.

En octubre de ese año se subastaron los siete aviones Bombardier de la aerolínea en 137 millones de dólares.

Pero el remate terminó en escándalo porque el hombre que los compró, Hernán Antonio Calvo Sánchez, utilizó su segundo nombre y segundo apellido para ocultar sus vínculos con el empresario argentino que domina el transporte aéreo y marítimo de pasajeros de Uruguay, Juan Carlos López Mena.

Lorenzo, un ministro respetado por los inversionistas pero que había perdido popularidad por el escándalo, es acusado de haber hecho gestiones para acelerar el proceso, cuando eso no estaba en sus potestades como ministro.

MAS ACUSADOS

La justicia también citó a declarar al presidente del estatal Banco República, Fernando Calloia, debido a un dudoso aval de 13,6 millones de dólares otorgado por el banco al comprador de los aviones en la fallida subasta. El aval fue gestionado ante el banco uruguayo por López Mena.

Calloia, que también es acusado de abuso de funciones, aclaró que no presentó su renuncia.

El fiscal Juan Gómez pidió el procesamiento sin prisión para Lorenzo y para Calloia.

"Estoy tranquilo con las decisiones que tomé", dijo Lorenzo a periodistas al salir del juzgado, y consideró que en todo el proceso actuó "correctamente".

Su defensa interpuso un recurso de inconstitucionalidad por el pedido del fiscal, lo que deja en suspenso la causa. Ahora la Suprema Corte de Justicia (SCJ) debe pronunciarse sobre el recurso, algo que podría demorar meses.

"El nuevo Código Penal deroga ese artículo (sobre abuso de funciones al que apeló el fiscal), por lo tanto si hay gente procesada va a tener que ser puesta en libertad", dijo a periodistas el abogado del ex ministro, Amadeo Ottati.

En una causa paralela, el ex gerente de Leadgate, Matías Campiani, y sus dos principales asesores, Sebastián Hirsch y Arturo Álvarez Demalde, fueron procesados el sábado con prisión por el delito de estafa especialmente agravada, confirmó a Reuters el vocero de la SCJ, Raúl Oxandabarat. 

La resolución del juez podría implicarles de seis meses a cuatro años de cárcel. Los acusados aún pueden apelar.

El fiscal había solicitado su procesamiento por el supuesto desvío de dinero de la aerolínea y por promover con artimañas negocios en procura de beneficios personales, perjudicando al Estado.

También fue procesado, pero sin prisión, el escribano Pablo Seitún, quien validó a Sánchez Calvo como oferente en la frustrada subasta.

CANSADO

Lorenzo había asumido la cartera el 1 de marzo del 2010 y ahora será reemplazado temporalmente por el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, que estará también al frente de esa secretaría de Estado.

"Fernando (Lorenzo) estaba cansado con esta situación (por Pluna), y además quería ir a la Justicia como un ciudadano común y no con los fueros de ministro. Por eso renunció", reveló un allegado al ex ministro que pidió el anonimato.

Una fuente del partido de Gobierno, Frente Amplio, dijo a Reuters que la renuncia le daría más libertad para declarar ante la justicia.

"Respetaremos las decisiones que tome la Justicia íntegramente, como debe ser naturalmente en una sociedad de derecho", dijo Mujica en su declaración.

De acuerdo con fuentes, el actual presidente del Banco Central, Mario Bergara, podría sustituir definitivamente a Lorenzo. Y su propio puesto en la entidad podría ser ocupado por Jorge Polgar, mano derecha del ex ministro en la cartera de Economía y ex titular del Banco Hipotecario.