AP
10 de octubre de 2015 / 09:54 p.m.

EU.- Vin Diesel sigue luchando por superar la pérdida de su amigo y co estrella de la serie de películas 'Rápidos y furiosos', Paul Walker, por lo que tomar el papel de un inmortal en su próxima película 'The Last Witch Hunter' le ayudó a lidiar con su duelo.

"La muerte fue un gran tema el año pasado", dijo Diesel. "Había algo terapéutico en representar este papel después de la muerte de Walker".

Diesel no es ajeno al cine fantástico y de ciencia ficción, después de haber protagonizado la serie 'Las crónicas de Riddick', 'Babylon AD' y 'Guardianes de la Galaxia', pero esta vez era algo especial, según afirmó.

"Me gusta la idea de que alguien inmortal pueda ser tan melancólico. 2014 fue un año difícil para mí de un montón de maneras", dijo con un nudo en la garganta antes de continuar. "Realizar un personaje que estaba enmascarando su dolor era muy apropiado para la época, porque eso es lo que estaba haciendo yo en la vida real".

Walker murió a finales de 2013 después de que el Porsche en el que viajaba como pasajero se estrelló e incendió al norte de Los Ángeles durante un descanso del rodaje de 'Fast & Furious 7', la última entrega de la franquicia de 'The Fast and Furious'. La producción se detuvo de forma indefinida, pero se reanudó siete meses más tarde.

"Paul dijo: 'Hay que hacerla ('Furious 7', y también 'Furious 8'. Cuando alguien que es como tu hermano hace una promesa, tiene que hacerlo en su honor", señaló Diesel.