EFE
27 de diciembre de 2013 / 07:14 p.m.

Estambul.- La Policía turca reprimió hoy con violencia a grupos de manifestantes que protestaban en Estambul contra los recientes casos de corrupción y exigían la dimisión del Gobierno del primer ministro islamista Recep Tayyip Erdogan.

Convocados a través de las redes sociales de Internet cientos de manifestantes intentaban reunirse en la avenida Istiklal, cerca de la plaza Taksim, según constató Efe en el centro de Estambul.

Los diarios turcos destacan hoy en sus ediciones digitales que las escenas "hacen pensar en las protestas sociales" del parque Gezi en junio pasado, con el uso de gases lacrimógenos y cañones de agua a presión contra los manifestantes.

Los manifestantes llevaban pancartas con lemas como "Taksim está en todas partes. Resistencia en todas partes". Otros coreaban "Sobornos en todas partes. Corrupción en todas partes", informa el diario "Hürriyet Daily News" en su página web.

Según observó Efe cerca de la plaza Taksim, decenas de manifestantes radicales tiraron grandes piedras contra los agentes.

Mientras, otros grupos montaron barricadas en la cercana calle Istiklal, la principal avenida comercial de la ciudad, tratando de impedir el paso de los antidisturbios, que intervinieron con cañones de agua a presión y grandes cantidades de gases lacrimógenos.

Los manifestantes más radicalizados "bombardearon" a los policías con piedras arrancadas de los adoquines y con petardos, en lo que parecía una reedición de las protestas de junio pasado, según imágenes emitidas por la emisora CNNTürk.

En torno a las 18.00 GMT todo estaba más tranquilo en Taksim, después de que la Policía cerrara partes de la plaza.

Turquía es sacudida desde hace diez días por un enorme escándalo de corrupción y sobornos, que ya le ha costado el cargo a tres ministros y causado una profunda remodelación del Gobierno, mientras que 24 personas han sido detenidas, entre ellas dos hijos de ministros.

Erdogan, mientras tanto, arremete contra la Justicia turca y asegura que todo es producto de una conspiración internacional contra su Gobierno y Turquía en general.