10 de octubre de 2013 / 03:32 p.m.

Los republicanos del Congreso evalúan un plan para un aumento temporal del techo de la deuda que prevén presentar hoy al presidente de EE.UU., Barack Obama, quien está dispuesto a considerar esa propuesta, según fuentes legislativas.

Washington.- Un acuerdo para elevar, aunque sea durante un plazo corto, el techo de la deuda, que se alcanzará el próximo 17 de octubre, sería un primer paso para resolver la actual crisis presupuestaria en EE.UU., que tiene a la Administración federal parcialmente paralizada desde el 1 de octubre por falta de fondos. La propuesta de los republicanos contempla un aumento temporal del techo de la deuda, probablemente de seis semanas, vinculado a la apertura de negociaciones con los demócratas para reducir el déficit y el gasto público. Los republicanos de la Cámara de Representantes prevén reunirse en la mañana de este jueves para discutir esa propuesta. Después, por la tarde, los líderes republicanos de esa cámara se reunirán con Obama en la Casa Blanca y prevén presentar sus ideas al presidente. Obama, por su parte, está dispuesto a considerar un aumento temporal del techo de la deuda, según reveló ayer a varios demócratas de la cámara baja durante un encuentro con ellos en la Casa Blanca. En paralelo, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, está promoviendo una medida para elevar el techo de la deuda hasta finales de 2014 con muy pocas probabilidades de prosperar en la cámara baja, controlada por los republicanos. Mientras, el secretario del Tesoro, Jack Lew, urgió hoy al Congreso a aumentar el endeudamiento y alertó de que el Gobierno "ya está en los descuentos" y empleando medidas de emergencia para pagar sus compromisos. "Éste es un momento importante en la historia del país y el Congreso tiene que tomar una decisión importante para los estadounidenses", señaló Lew en una audiencia ante el Comité de Finanzas del Senado. Si EE.UU. se declara en suspensión de pagos por la negativa del Congreso a elevar el techo del endeudamiento el país podría entrar en una crisis "igual o peor" a la de 2008 y la economía global se vería seriamente afectada, según el Tesoro.

EFE