12 de noviembre de 2013 / 02:03 p.m.

Un panel nacional de expertos jurídicos y policiales viajaron por todo el país escuchar comentarios sobre los problemas de seguridad pública que afectan a las reservaciones de indios americanos, donde las estadísticas federales muestran que la tasa de delitos puede llegar a ser 20 veces mayor que el promedio nacional.

 En Palm Springs, California, la Comisión de Ley y Orden escuchó sobre la combinación de sistemas jurídicos impuestos a los miembros de las tribus. En Alaska, los comisionados hablaron con un líder que les contó sobre las docenas de mujeres indígenas a quienes tuvo que entrevistar el día que las violaron. Y en Phoenix escucharon al jefe de la policía de la tribu Navajo, quien les dijo que los conductores ebrios con frecuencia viajan a la extensa reserva.

La comisión entonces redactó un informe de 324 páginas que tiene por fin cerrar las brechas de seguridad pública en las comunidades tribales. El informe se publicará el martes, un día antes de la celebración de la Conferencia sobre Naciones Tribales de la Casa Blanca. Las recomendaciones pasan entonces al Congreso y al presidente.

Entre las 40 recomendaciones del informe está dar a las tribus más control sobre la justicia penal en sus reservas, como una mayor autoridad para enjuiciar a personas que no pertenecen a las tribus. La Ley de Seguridad Tribal y algunas cláusulas de la Ley sobre Violencia sobre las Mujeres cumplen eso hasta cierto punto. Pero el presidente de la comisión, Troy Eid, dijo que las leyes y normas federales son anticuadas y un obstáculo una mayor seguridad en las comunidades indígenas de Estados Unidos.

"Si podemos imaginar un mundo en que las tribus tengan esa autoridad, y se respetan los derechos constitucionales federales, entonces comienza a ser un problema que se puede solucionar", dijo. "La gente sabe entonces qué hacer".

AP