MULTIMEDIOS DIGITAL
2 de marzo de 2017 / 03:04 p.m.

ESPECIAL.- Durante un concierto en Australia, Adele anunció que había tomado la decisión de que en sus conciertos ya no habrá más lanzamiento de fuegos artificiales tras un accidente que sufrió su hijo Angelo en un ensayo.

"Hemos estado ensayando mucho y hasta la noche de ayer teníamos fuegos artificiales preparados para ustedes. Y obviamente a todo el mundo le encantan los fuegos artificiales, pero mi hijo estaba sentado entre el público, bueno, no había público como tal, eran básicamente cinco personas. El caso es que un trozo de algo, no era muy grande, era bastante pequeño... Un trozo de algo se le metió en el ojo y la pasó muy mal, así que me he tenido que librar de los fuegos artificiales", mencionó.