MULTIMEDIOS DIGITAL
7 de marzo de 2017 / 09:12 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Autoridades migratorias de Estados Unidos cancelaron la visa de turista de Carlos Bonavides y un grupo de actores en el aeropuerto de Houston por lo que fueron deportados, informó el comediante.

Bonavides explicó que a la entrada a Estados Unidos hubo una confusión y los agentes migratorios cancelaron su visa al asegurar que iría a trabajar a una fiesta donde presentaría su acto.

"Recibimos la invitación, un cumpleaños de un amigo en un restaurante, pero alguien hizo una publicidad como si nosotros fuéramos a un evento público", explicó Bonavides en el programa de Ciro Gómez Leyva.

El comediante, acompañado de Maribel Fernández La Pelangocha y La Wanders Lover, se dirigía a una fiesta de
cumpleaños donde presentarían su acto, pero sin cobrar por el show ya que era un evento entre amigos.

Los tres comediantes viajaban con visa de turista, mas no de trabajo, lo que provocó un conflicto con el personal de seguridad del aeropuerto.

El grupo fue interceptado y se les retiraron sus visas. Recibieron el castigo de no poder entrar al país por cinco años.

"Es un trato nada grato: no habíamos cometido lo que ellos llaman delito, no habíamos trabajado. Íbamos a participar como amigos", reiteró el actor.

Bonavides, quien desde los 80 ha aparecido en telenovelas, películas y series mexicanas, aseguró que buscará la forma de evitar el castigo ya que él cumple "una misión con los muchachos de allá".

El actor, un alcóholico recuperado, lleva 15 años sin tomar y dedica espacios para dar pláticas contra el alcoholismo y la drogadicción a los jóvenes latinos de Estados Unidos.

"Voy a explicar mi situación, porque creo que soy necesario allá, sobre todo para muchos muchachos", opinó.
También hizo un llamado a notar la "gran equivocación en la ley de migración" que propicia "discriminación" y un "trato que te rebaja como ser humano".

"Nos están llamando a todos criminales, no creo que por pasar a dar un show cómico gratuito sea un criminal", dijo el actor y afirmó que, mientras tanto, "la Asociación Nacional de Actores no mueve un dedo para defendernos".