30 de enero de 2013 / 02:48 p.m.

Berlín • La canciller federal alemana Angela Merkel, se reunirá con el presidente de Francia, Francoise Hollande, con el primer ministro de Italia, Mario Monti y con el presidente español Mariano Rajoy, como parte de los preparativos para la cumbre europea del 7 y 8 de agosto.

El primer ministro de Italia estará en Berlín el próximo jueves para hablar con la canciller federal sobre el tema del presupuesto europeo, la situación económica de Italia y las reformas en ese país.

El presidente de España, Mariano Rajoy, arribará a Berlín el próximo lunes con parte de su gabinete para encabezar las 24 Consultaciones Alemania-España. Se entrevistará con la canciller federal alemana para hablar acerca de la situación en la Eurozona y en su país.

La última vez que se llevaron a cabo Consultaciones germano-españolas a ese nivel fue en Febrero del 2011.

De acuerdo a reportes de la prensa francesa, habrá un encuentro entre Merkel y Hollande. El portavoz oficial del gobierno alemán declinó este miércoles desmentir o confirmar esa información.

La Cumbre de principios de febrero es el segundo intento para lograr un acuerdo de los 27 países de la Unión Europea sobre el presupuesto de ese gremio de países.

La canciller federal de Alemania y el primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, mantienen su posición de que ese presupuesto se reduzca en 30 mil millones de euros.

El presidente del Consejo de la Unión Europea, Herman van Rompuy, propuso que el presupuesto europeo alcance entre el 2014 y el 2020 el monto de 1.01 billones de euros. El Parlamento Europeo y la Comisión Europea demandaron un mayor aumento del presupuesto a 1.09 billones de euros.

El tema del presupuesto para la Unión Europea fue la circunstancia que llevó al primer ministro de Reino Unido a proponer la realización de un referéndum entre los británicos sobre su aceptación o rechazo a la membrecía del país en la Unión Europea.

La gota que derramó el vaso fue el fuerte aumento que piden las instancias europeas, el antieuropeísmo de muchos británicos y la crisis económica a financiera británica.

El presupuesto lo financian los propios países de la Unión y a través de él se redistribuye ese dinero según las necesidades de los países miembro y su grado de desarrollo. Las naciones más grandes pagan más.

NOTIMEX