MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de abril de 2017 / 02:40 p.m.

ESPECIAL.- Dicen que uno no es profeta en su tierra. En el caso de Adam Sandler, no es profeta ni en su casa.

El actor reveló en el show de Ellen DeGeneres que sus hijas, de 8 y 10 años, se aburren con sus películas, al grado de no aguantar ni 20 minutos viéndolas.

"Me ruegan verlas, están como: 'Por favor, no es justo. Déjame ver tus películas. La gente siempre te grita cosas en la calle. Y no sé de qué están hablando'", dice.

Pero luego, al verlas, cintas como Son Como Niños y Jack And Jill no atraen su atención.

"Yo diría que unos 20 minutos y se empiezan a distraer, y yo las escucho. Les da nervios decirlo, pero luego viene el '¿Podemos ver otra cosa? Y yo les digo 'no'", mencionó.