eva gándara | @evagandara
17 de abril de 2017 / 12:31 p.m.

MONTERREY.- La fama y el éxito que consiguió junto a Banda MS rescataron a su vocalista Oswaldo Silvas de la ludopatía.

El cantante reveló por primera vez sus vicios los cuales lo llevaron a tener una doble vida, siéndole infiel a su esposa por más de una década.

“El revelárselo a mi esposa fue una decisión propia. Fue cuando yo decidí que mi vida iniciara a tomar otro giro, quise empezar a construir algo genuino, algo de verdad, algo sólido y era necesario empezar de cero y empezar bien porque yo no quería construir algo que el día de mañana por cosas que le oculte se viniera abajo. No quería construir castillos en el aire por eso un día hablé con ella y le dije que tenía que saber muchas cosas, entre ellas eso, que tenía otra familia con dos niños. Afortunadamente me comprendió y ahorita todo es positivo, estamos caminando de la mano de Dios y realmente eso solidifica nuestra relación”, dijo.

"Walo" como lo conocen los admiradores de la banda, no solamente era adicto a las mujeres sino también a los juegos de azar convirtiéndose en ludópata, enfermedad por la cual estuvo a punto de truncar su sueño como cantante.

“Desde mucho tiempo antes de que la Banda MS fuera conocida yo llevaba una vida muy desordenada, una vida ajetreada, pero cuando nos empezó a ir bien yo también decidí irme por el lado positivo. Estuve a punto de ser despedido de la banda en dos o tres ocasiones por mi desorden, realmente me tuvieron mucha paciencia porque yo llegaba tarde o no llegaba a los eventos. No cumplía con mi trabajo como debía de ser, me estaba costando mi trabajo, mi matrimonio y mi dinero, me estaba costando todo. Realmente sí tomaba, pero no fue tanto el vicio al alcohol, yo era ludópata. Llegue a perder mucho dinero, que no era tanto, pero sí todo lo que tenía”, agrego Silvas.

El intérprete de éxitos como “El Mechón”, “Amor Express” y “Hermosa Experiencia” actualmente vive feliz a lado de su esposa y rodeado del cariño de sus hijos.