14 de noviembre de 2013 / 11:04 p.m.

California.- El asediado senador estatal Ron Calderón dijo que agentes del FBI le pidieron llevar un micrófono y grabar conversaciones con el líder del Senado y con otro legislador, y que cuando se negó a hacerlo éstos trataron de arruinar su reputación, cateando su oficina y filtrando un documento del FBI en que se le acusaba de haber aceptado dinero para apoyar ciertos proyectos de ley.

Calderón, que no ha sido encausado y ha negado haber cometido falta alguna, hizo las afirmaciones en una demanda judicial interpuesta el miércoles en un tribunal federal de Sacramento. El demócrata de Montebello, un distrito del área de Los Angeles, le pidió al juez que declarara en desacato a los investigadores del FBI y a un fiscal por haber filtrado el contenido de un afidávit sellado que fue escrito para sustentar una orden de allanamiento a la oficina de Calderón.

En la demanda, Calderón incluye una copia de un recibo de un trasmisor inalámbrico con el membrete del abogado de Calderón, Mark Geragos.

La denuncia de Calderón señala que el senador fue abordado seis veces por los agentes del FBI y en dos ocasiones por el procurador adjunto Douglas Miller para exigirle que participara en una operación encubierta contra el presidente del Senado Darrel Steinberg y el senador Kevin de León, a fin de que "grabara en secreto conversaciones" con ellos.

"El afidávit del FBI omitía el hecho de que pocos días antes de la expedición del documento, el FBI había intentado usar al senador Calderón como informante contra los senadores Steinberg y de Leon", afirma la demanda.

El demócrata Steinberg dijo que Calderón ha reaccionado con enojo a raíz de que se le relevó de sus funciones en una comisión legislativa a principios de semana.

Steinberg anunció el jueves que la fiscalía federal le informó que no era objeto de investigación.

Su portavoz, Mark Hedlund, dijo que la fiscalía le envió una carta a Steinberg en que le decía que era considerado un posible testigo pero no objeto de la investigación. Sin embargo, a diferencia de otros legisladores, Steinberg no ha mostrado la carta.

Asimismo De León, senador demócrata de Los Angeles, dijo que la procuraduría federal le dijo por escrito que no era objeto de investigación alguna. Una carta del 1 de noviembre firmada por Miller, que dirige la investigación, "habla por sí sola", dijo la portavoz de De León, Claire Conlon.

El affidávit fue filtrado a Al Jazeera America, que dio la versión hace dos semanas y no reveló cómo la obtuvo. La filtración de un afidávit o declaración jurada secreta es un delito y las autoridades federales investigan.

Voceros del FBI en Sacramento y Los Angeles, y de la fiscalía en Sacramento y Los Angeles, se negaron a hacer declaraciones.

AP