18 de diciembre de 2013 / 03:08 p.m.

Bogotá.- Los máximos jefes de las guerrillas del ELN y las FARC se habrían reunido en la región colombiana del Catatumbo, en la frontera con Venezuela para sellar su alianza de cara al proceso de paz, informó el diario El Espectador.

El periódico colombiano aseguró este miércoles que la cumbre de los líderes rebeldes habría ocurrido hace mes y medio, luego de conocerse el acuerdo entre el gobierno y las FARC sobre participación política de los eventuales desmovilizados.

"El objetivo, según la información que maneja la Fundación Paz y Reconciliación, apuntaría a consolidar un frente común pensando en que más temprano que tarde se iniciará un proceso de negociación entre el gobierno y el ELN" y prepararse para el posconflicto, dijo.

"De hecho, dicho acuerdo les habría permitido trabajar juntos en el sabotaje a la infraestructura minero-energética y al ELN mostrar que tiene la capacidad para afectar este sector", añadió el periódico.

Indicó que a la cita habrían asistido Rodrigo Londoño Echeverri, "Timochenko", comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y Nicolás Rodríguez Bautista, alias "Gabino", jefe del Ejército de Liberación Nacional.

Según el diario, el ELN pensando en un futuro proceso de paz con el gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos, busca promover un discurso "nacionalista y posicionar el tema (minero-energético) en la agenda a discutir".

"Se trata de una de las estrategias que vienen implementando las dos organizaciones subversivas y que en el caso de las FARC ?según el estudio de la Paz y Reconciliación-, tiene que ver con la manera como han operado en 2013", sostuvo el texto.

Señaló que bajo la premisa de negociar en medio del conflicto, "lo que se ve es que el promedio de acciones este año es similar a lo hecho desde 2010 y que han acomodado su operatividad tras la ofensiva del Estado que padecieron entre 2002 y 2008".

"Hoy las FARC muestran una flexibilidad para decretar treguas o desatar pequeñas ofensivas según el ritmo de los diálogos, una intensificación del sabotaje a la infraestructura energética y una dedicación a promover la protesta social" agregó.

Notimex