17 de junio de 2013 / 01:47 p.m.

Reino Unido espió a los delegados que participaron en las cumbres del G-20 en Londres en 2009, de acuerdo con los documentos filtrados por el ex espía Edward Snowden, reveló hoy el diario británicoThe Guardian.

La información se revela cuando este lunes empiezan las conversaciones de dos días del G-8 en Irlanda del Norte en el que uno de los temas principales será el conflicto de Siria.

El primer ministro británico, David Cameron, dice que el encuentro de dos días podría inyectar un impulso positivo a los esfuerzos para poner fin a la crisis, mientras que tanto Estados Unidos como Rusia afirman que desean conversaciones de paz.

El presidente ruso Vladimir Putin se reunirá con su colega estadunidense Barack Obama durante la cumbre anual de dos días de lo que podría ser conversaciones espinosas, ya que amboslíderes ofrecen apoyo militar a bandos opuestos en la guerra.

El periódico afirmó haber tenido acceso a documentos clasificados en los que se confirmaría un espionaje sistemático llevado a cabo por el centro de escuchas británico GCHQ, con el que se interceptaron los teléfonos de políticos y funcionarios extranjeros.

Los documentos habrían sido entregados a The Guardian por el ex espía de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, fuente de las filtraciones sobre el masivo programa de espionaje estadunidense que sacudieron en las últimas semanas al gobierno de Barack Obama.

En 2009 se celebraron en Londres dos reuniones del G-20 (países industrializados y emergentes), durante los meses de abril y septiembre, organizadas por el entonces primer ministro laborista Gordon Brown.

Según los archivos, los espías británicos engañaron a varios delegados en el uso de cibercafés especialmente preparados. Esto permitió interceptar comunicaciones y controlar los correos electrónicos y las llamadas telefónicas.

Notimex