MULTIMEDIOS DIGITAL
3 de noviembre de 2016 / 09:16 a.m.

ESPECIAL.- Uno de los aspectos más terroríficos de la película ‘El Exorcista’ es la cara que constantemente aparece en fracciones de segundo.

Mucho ruido hizo en su momento la imagen demoníaca, pues inclusive se llegó a decir que era una muestra de que la cinta “alentaba a adorar al demonio”, sin embargo, a años de su estreno, William Friedkin, su director, cuenta la verdad.

“Había visto estos cortes subliminales en varias películas antes de ponerlos en El Exorcista, y me pareció un recurso muy efectivo para narrar esta historia en particular (…) La edición subliminal se hizo para lograr un efecto dramático: para crear, alcanzar y mantener una suerte de tono onírico, de ensueño”, explicó.

Así que la inclusión de dicha cara no es más que un recurso cinematográfico.