12 de noviembre de 2013 / 08:30 p.m.

Bogotá.- El gobierno colombiano alertó sobre unplan de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para atentar contra la vida del ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, declaró a periodistas que por instrucciones del gobernante colombiano, Juan Manuel Santos, se reunió hoy con Uribe Vélez, para ponerlo al tanto del supuesto plan que detectó la Policía local.

"Por instrucciones del presidente, junto con el director de la policía, general Rodolfo Palomino, me reuní con el ex presidente para informarle sobre un plan que se detectó para atentar contra su vida, por parte de la Columna Móvil Teófilo Forero", dijo.

Pinzón informó que por orden del mandatario colombiano, se redobló la seguridad de Uribe Vélez, quien durante su gobierno (2002-2010), libró una guerra sin cuartel contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Uribe Vélez encabezará la lista al Senado por el derechista Centro Democrático en las elecciones de marzo próximo

La denuncia sobre un posible atentado contra el ex presidente ocurre en medio de una ofensiva verbal del ex jefe de Estado para debilitar los diálogos de paz que sostienen el gobierno de Santos y el grupo rebelde en La Habana, Cuba.

"El presidente ordenó que el esquema de seguridad actual del ex presidente Uribe y de su familia, que compromete a cerca 300 funcionarios, se refuerce y se haga todo lo necesario para garantizar la integridad del ex mandatario", dijo Pinzón.

El ministro de Defensa anunció que con la Policía y la Fiscalía general de Colombia se está evaluando la información de inteligencia hallada para "así llegar a los responsables de estas amenazas".

Uribe Vélez encabezará la lista al Senado por el derechista Centro Democrático en las elecciones de marzo próximo, con el reto, según dijo, de recuperar la seguridad y buscar una salida militar al conflicto armado interno.

Expertos en temas de paz, recomendaron un cese al fuego unilateral por parte de las FARC, para evitar que los diálogos que iniciaron hace un año en La Habana y la campaña electoral se vean afectados por situaciones externas.

Notimex