4 de marzo de 2013 / 02:40 p.m.

 

El Rey Juan Carlos de España dejó a las 11:00 horas locales (10:00 GMT) la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica La Milagrosa de Madrid tras una evolución muy positiva de la operación de una hernia discal en columna-sacra y la estenosis de canal.

El gerente del hospital, Gaspar Palet, señaló, al leer el parte médico firmado por el neurocirujano Manuel de la Torre, responsable de la operación, y el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Miguel Fernández Tapia-Ruano, que el monarca pudo descansar.

Explicó que esta mañana se le practicó una primera cura postoperatoria y, una vez que pasó a planta, ""continuará el postoperatorio inmediato"".

El rey de España ingresó ayer a la clínica "La Milagrosa" de esta capital para ser operado de una hernia discal en la columna lumbo-sacra que padece y que se había agudizado en las últimas semanas.

El parte detalló que la operación consistió en una "discectomía L3-L4 y L4-L5", para tratar las hernias de disco existentes en esos dos espacios intervertebrales lumbares, así como en una "cirugía descompresiva de canal L3-S1" y una "artrodesis transpedicular", mediante una fijación con tornillos.

Notimex