ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
28 de septiembre de 2016 / 11:20 p.m.

MONTERREY.- Alteza serenísima de la balada, el Rey de Brasil, él es Roberto Carlos, quien trajo a la Sultana del Norte su elegancia musical y su estilo, inconfundible, que seduce y enamora.

La noche del miércoles la Arena Monterrey se inundó de temas clásicos como "Amada Amante" y "Un Millón de Amigos".

El cantante brasileño hizo escala en Monterrey para festejar junto a los regios 50 años de ser El Rey de la música latina.

Mucha expectativa se creaba alrededor del concierto. Los fanáticos que llegaban al lugar, en su mayoría personas adultas, buscaban detalles de lo que estaba por suceder.

Fue en punto de las 21:15 horas cuando las luces se apagaron y el silencio inundó el lugar. Después, se comenzaron a escuchar los acordes de sus más grandes éxitos y una voz logró cambiar los ánimos de los presentes.

“Con ustedes, Roberto Carlos”, mencionó un presentador, ocasionando una impresionante ovación que se prolongó por varios minutos.

El cantante subió al escenario vestido elegantemente con su traje azul y blanco, mientras que un juego de luces del mismo color lo acompañaron en el tema "Emociones".

"Buenas noches, qué placer verlos de nueva cuenta a todos aquí en Monterrey. Gracias por todo lo que he recibido de ustedes desde que nací. Cada vez que nos encontramos me dan ganas de decir algo, de hablar. Como por ejemplo...", comentó, para dar paso al tema "Qué Será de Ti".

Para su show en Monterrey, la producción del cantante fue de primer nivel: estuvo compuesta por una cortina de luces leds en la parte trasera del escenario y más de un centenar de luces robóticas.

Diez músicos, dos coristas y un director lo acompañaron en cada tema.

Como es su tradición, los colores fueron seleccionados cuidadosamente. Desde la tarima se veían sólo los colores azul y blanco. El piano, el banquillo y hasta los cables de los micrófonos eran blancos.

Uno de los momentos que logró cautivar durante el concierto fue el protagonizado por una fanática fiel.

"Te amo", se escuchó en todo el recinto, mensaje que fue contestado de inmediato por el cantante con un "yo también te amo".

La fan se ganó la dedicatoria del tema "Detalles", interpretado por la estrella brasileña con una guitarra.

La noche continuó con temas como "Lady Laura", "Mujer Pequeña" y "Cóncavo y Convexo", los cuales interpretó en varias ocasiones entre español y portugués.

Platicador, consentidor y muy risueño, así se mostró el cantante ante sus fanáticos regios.

Ofreció disculpas por estar sentado de un banquillo. Recordó que tuvo un accidente en la rodilla derecha y que se tenía que cuidar.

La velada comenzó a llegar a su fin con el popular tema "Amigo". "Jesucristo" fue con cual el cantante se despidió.

Regresó al escenario para decir adiós, ahora sí, con "Amada Amante" y "Un Millón de Amigos", justo esos que también de seguro se contaban entre el público con identidad de fans.

Video: ALBERTO SANTOS | Foto: LEONEL ROCHA