17 de abril de 2013 / 02:48 p.m.

Ciudad del Vaticano • El Papa Francisco expresó hoy su tristeza y aseguró su oración por las víctimas del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter que golpeó el martes la frontera entre Irán y Pakistán, sembrando destrucción y muerte.

"He recibido con tristeza la noticia del violento sismo que ha golpeado a las poblaciones de Irán y de Pakistán provocando muerte, sufrimiento y destrucción", dijo en italiano durante la audiencia general de los miércoles en la cual participaron más de 50 mil personas en El Vaticano.

"Levanto una oración a Dios por las víctimas y por todos aquellos que sufren el dolor y deseo manifestar tanto al pueblo iraní como al paquistaní mi cercanía", agregó.

Al menos 45 personas perdieron la vida y miles se vieron damnificadas por el movimiento telúrico que afectó la víspera el sureste de Irán y el suroeste de Pakistán, el cual fue considerado como el peor sismo de los últimos 50 años en la región.

La Iglesia católica ya se movilizó a través de la organización de ayuda humanitaria Caritas, informó aquí la agencia Fides de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos del Vaticano.

"Según fuentes oficiales, el sismo provocó un mayor número de víctimas en Pakistán donde golpeó áreas pobladas: 35 son los muertos en diversas partes de la provincia de Beluchsitán, mientras 80 son los heridos", indicó un reporte.

"En el distrito de Mashkel, en Beluchistán, más de mil casas se han derrumbado y el balance de las víctimas podría aumentar. La protección civil está empeñada en las actividades de socorro y salvamento", apuntó.

NOTIMEX