25 de julio de 2013 / 01:51 p.m.

Río de Janeiro • El papa Francisco está profundamente apenado por el descarrilamiento de un tren en Santiago de Compostela (noroeste español) en el que han muerto, al menos, 78 personas, informó hoy el Vaticano.

A través de su cuenta de Twitter, el pontífice se dijo más cercano a las personas que perdieron un ser querido.

“Rezo por las víctimas del accidente de Santiago de Compostela y me siento muy cercano a cuantos están sufriendo en estos tristes momentos.”

Francisco ya ayer, nada más conocer el accidente, se unió al dolor de las familias españolas de las víctimas y de los heridos, según informó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

REDACCIÓN CON INFORMACIÓN DE EFE