NOTIMEX
9 de junio de 2013 / 05:06 p.m.

Madrid • Los sudafricanos se congregaron hoy en las iglesias de Johannesburgo y otras ciudades de Sudáfrica para orar por la recuperación del ex presidente Nelson Mandela, quien pasa su segundo día en el hospital de Pretoria por una infección pulmonar recurrente.

En la iglesia católica Regina Mundi, en el municipio de Soweto de Johannesburgo, cientos de personas llegaron este domingo desde tempranas horas para participar en la misa y oración colectiva a favor de la salud de Mandela.

El ex presidente sudafricano, de 94 años de edad, fue internado la mañana del sábado debido al empeoramiento de su salud, ante una infección pulmonar recurrente que lo ha llevado al hospital en cuatro ocasiones desde diciembre pasado.

"Le deseamos una rápida recuperación, debe ponerse bien", indicó Mlugisi Sekhosana, unos de los residente de Soweto que acudió a la oración masiva por la recuperación de Mandela, según un reporte de la cadena Al Yazira.

En declaraciones a la prensa, que sigue atenta el estado de el ex mandatario, Sekhosana destacó los esfuerzos y sacrificios que Mandela hizo durante el régimen de segregación racial (Apartheid) para que Sudáfrica sea la nación que ahora es.

"Sabemos lo que hizo por nosotros en Sudáfrica. Todo el país, negros y blancos, le deseamos el bien", destacó el residente de Soweto, antes del inicio de la ceremonia religiosa, en espera de que el gobierno dé a conocer el reporte médico sobre su estado de salud.

La salud de Mandela es motivo de preocupación para la mayoría de los sudafricanos, que lo admiran y venerán por sus décadas de lucha contra la minoría blanca durante el Apartheid.

Mientras millones oran por su pronta recuperación, un amigo íntimo de Mandela, Andrew Mlangeni, consideró en una entrevista con el periódico Sunday Times, que "es tiempo de dejarlo ir", frase que el semanario destacó en su titular de este domingo.

"La familia debe liberarlo para que Dios tenga su propio camino. Deben liberarlo espiritualmente y poner su fe en las manos de Dios. Una vez, la familia lo libera, lo hará el pueblo de Sudáfrica", indicó Mlangeni.

El amigo del ex presidente expresó su preocupación por la nueva hospitalización de Mandela, luego de las hospitalizaciones que ha tenido en los últimos meses y recordó que Madiba, nombre de su clan y cómo le dicen de cariño, no está bien.

"Madiba, has acudido al hospital demasiados veces. Está claro que no te encuentras bien y cabe la posibilidad de que nunca más vuelvas a estarlo", declaró Mlangeni, compañero de Mandela durante el llamado Proceso de Rivonia de 1963, con el que inició el Apartheid para eliminar a todos los líderes revolucionarios sudafricanos.