BANG SHOWBIZ 
4 de agosto de 2014 / 04:25 p.m.

 

Los Ángeles.- Tras superar una juventud marcada por los excesos junto a su compañera de fiestas Paris Hilton, la estrella televisiva Nicole Richie por fin puede decir que se encuentra en un momento de gran estabilidad personal, gracias a su exitosa faceta empresarial y, sobre todo, a las alegrías que le brindan su primogénita Harlow (6) y el pequeño Sparrow (4), fruto de su idílico matrimonio con el cantante Joel Madden."Ser madre te enseña mucho sobre ti misma, acabas aprendiendo a ser paciente y a dar amor y compasión constantemente. Tener niños te da la oportunidad de ser realmente tú. Me encanta ser madre y poder ser un buen ejemplo para mis hijas. Además, tienes la oportunidad de revivir tu propia infancia una y otra vez", aseguró Nicole a la revista Closer.Pese a que se ha desligado definitivamente de su pasado juerguista, la diseñadora continúa siendo una de las reinas de la telerrealidad -una labor profesional que inició junto a Paris Hilton en la docuserie 'The Simple Life'- debido a su exitoso programa 'Candidly Nicole', donde no tiene ningún reparo en mostrar los entresijos de su vida familiar de la mano de su padre, el cantante Lionel Richie, y su hermana Sofia (15)."Ni Joel, mi marido, ni los niños salen en el programa. Nunca he querido obligarles. Los únicos miembros de mi familia que suelen aparecer son mi padre y mi hermana. ¡Mi padre jamás se cansa! Y mi hermana es realmente encantadora, además de que le viene muy bien acostumbrarse a la cámaras porque lo más seguro es que acabe siendo humorista", concluyó.

 

Foto: AP