NOTIMEX
26 de septiembre de 2016 / 08:44 a.m.

ESPECIAL.- El Círculo Cubano de México, A.C., y las actrices Adriana Roel, Raquel Olmedo y Patricia Reyes Spíndola, así como el actor José Alonso, rindieron un homenaje póstumo a la fallecida primera actriz Carmen Montejo.

En entrevista, Patricia Reyes Espíndola y José Alonso coincidieron en señalar que María Teresa Sánchez González, mejor conocida como Carmen Montejo, alcanzó la inmortalidad con gran trayectoria artística por el cine, la televisión y el teatro.

"Las grandes estrellas como la Montejo nunca se van, tu prendes la televisión y seguro ves una de las grandes películas de la época de oro del cine nacional; está el recuerdo de todas las personas que vivimos el buen teatro con las actuaciones de ella en el escenario, en especial con la puesta en escena "Las Caléndulas".

Reyes Spíndola subrayó que Carmen Montejo se fue como una gran Diva, y en vida nunca despegó los pies de la tierra, al ser muy humana, divertida y dicharachera.

Consideró que Montejo fue una actriz completa que manejaba muy bien el teatro, el cine y la televisión.

"El cine la inmortalizó y las nuevas generaciones de actores sabrán que existió una mujer y una actriz como Carmen Montejo y tendrán que aprender de ella cada vez que vean una película de ella".

Por su parte, José Alonso, subrayó que recordar es vivir, por lo que trabajar con ella en la película Los Cachorros, basada en la novela de Mario Vargas Llosa, le trajo a su memoria una de las más hermosas experiencias histriónicas a su lado.

"Una película que duró seis meses en cartelera en el cine Latino, algo inaudito en el cine mexicano, y que el éxito en un cien por ciento obedece a la actuación de Doña Carmen Montejo y el otro cien por ciento la dirección de Jorge Fons, que supo abordar una historia de crítica social y que rompió estructuras cinematográficas, incluso de lo que se hacía en la época de oro del cine".

carmen montejo
José Alonso subrayó que trabajar con ella en la película "Los Cachorros" le trajo a su memoria una de las más hermosas experiencias histriónicas a su lado. | ESPECIAL

Destacó que Montejo alcanzó en la trama todas las tonalidades que su personaje le exigía como su madre.

"En especial por el tema de la castración en todas las formas posibles, que se representó a través del ataque del perro, y que se vuelve en una relación Edípica".

En tanto, Raquel Olmedo recordó que Carmen Montejo fue su madrina de actuación y la que la rebautizó con el nombre artístico, porque originalmente su nombre como cubana era Xiomara Orama. 

"Fue mi madrina ante Dios", expresó.