MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de octubre de 2016 / 11:42 a.m.

ESPECIAL.- La casa que Susana Dosamantes y su hija Paulina Rubio poseen en Tequesquitengo, Morelos, ha sido saqueada e invadida por un grupo de criminales.

Según detalló Dosamantes a un programa de radio, desde hace cinco meses la vivienda ha sido blanco de la delincuencia, y aunque se ha intentado desalojar al grupo de personas que la han tomado, los intentos han sido en vano.

"La casa sigue tomada, salen y entran, pero no viven ahí. Sí que me dio miedo porque soy una gente de paz, soy una persona decente y no sé cómo puede pasar esto. Ya he hecho lo que tenía que hacer, que es levantar una denuncia. Yo denuncio porque tengo que defenderme, no podemos estar siempre atados de manos con un terror horrible de hablar, porque yo no estoy diciendo ninguna mentira. Estoy esperando que haya ganas de resolver esto y que saquen a estas personas", dice la actriz.

Asimismo, Dosamantes contó que en una ocasión acudió al lugar para ser testigo de cómo la policía expulsaba a los delincuentes, pero esto no sucedió.

"La policía les gritó para que salieran, pero después no sé con quién hablaron, que les dieron la orden de retirarse. Les pregunté que por qué les dejaban ahí, que quizá estaban armados, y me contestaron que al parecer había un litigio sobre la casa. Yo les dije que de litigio nada, que aquí tenía mi escritura y mi predial. Les pedí que no se fueran y me dejaran en frente de los maleantes, pero se fueron", expresó.

"Ahora no solo te roban la bolsa y el coche, también te ocupan la casa. Creo que en México tenemos muchos problemas delincuenciales y creo que todos deberíamos denunciarlos, no quedarse callados y hablar con claridad. Puede ser un pequeño grano de ahora, pero todo ayuda", agregó en sus redes sociales.