14 de agosto de 2014 / 07:11 p.m.

Los Ángeles.- Robin Williams padecía mal de Parkinson en etapas iniciales al momento de su muerte, dijo su esposa.

En un comunicado emitido el jueves, Susan Schneider dijo que Williams, de 63 años, estaba lidiando con depresión, ansiedad y el diagnóstico de Parkinson cuando murió el lunes en su casa en el norte de California. Las autoridades dijeron que se suicidó.

"La sobriedad de Robin estaba intacta y él fue valiente mientras luchaba sus propias batallas con la depresión y la ansiedad así como la enfermedad de Parkinson en etapas iniciales, algo que todavía no estaba listo para compartir públicamente", dijo Schneider.

Schneider no detalló cuándo le diagnosticaron la enfermedad al actor o cuáles fueron sus síntomas.

Las autoridades del condado de Marín, que dijeron que Williams se había ahorcado, están realizando pruebas de toxicología y entrevistas antes de emitir un dictamen definitivo. El subjefe de la policía del condado de Marín, Keith Boyd, no respondió llamadas y correos electrónicos de la AP en busca de comentarios sobre el comunicado de Schneider.

La muerte de Williams conmocionó a admiradores y familiares por igual, pese a su franqueza sobre décadas de problemas de abuso de drogas y alcohol y salud mental. Con el mal de Parkinson, Williams se encontró enfrentando un reto adicional.

La enfermedad de Parkinson es un desorden incurable del sistema nervioso que implica la pérdida de células cerebrales que controlan el movimiento. Los temblores, que a veces comienzan sólo en una mano, se encuentran entre los primeros síntomas.

También puede ocasionar rigidez e inestabilidad al caminar, un hablar más lento y a veces demencia. Los síntomas empeoran con los años y a menudo pueden ser tratados con medicamentos.

El actor Michael J. Fox, quien ha padecido la enfermedad por años y es conocido por sus esfuerzos para financiar su investigación, tuiteó: "Pasmado con la noticia de que Robin tenía la enfermedad de Parkinson. Estoy seguro de que su apoyo a nuestra fundación antecedió a su diagnóstico. Un verdadero amigo; le deseo paz".

La estrella pop Linda Ronstadt reveló en el 2013 que tenía Parkinson y dijo que la enfermedad le había robado la capacidad de cantar. El boxeador Muhammad Ali, el fallecido locutor de radio Casey Kasem y el difunto papa Juan Pablo II están entre las personalidades que han sido diagnosticadas.

El mal de Parkinson afecta a alrededor de un millón de personas en Estados Unidos y 6 millones a nivel mundial. Se desconoce la causa, pero se cree que la genética desempeña un papel.

FOTO: Reuters 

AP