MULTIMEDIOS DIGITAL
28 de julio de 2016 / 10:11 a.m.

ESPECIAL.- Tras ver reducida su vida sexual por ser portador del vih, Charlie Sheen habría comprado una “muñeca-robot sexual” para satisfacer sus deseos, o al menos así lo asegura una historia publicada en el portal Radar Online.

El sitio detalla que el aparato es un duplicado anatómicamente preciso de la partes íntimas femeninas, de aspecto realista y color carne. El robot supuestamente funciona junto a una pantalla que proyecta a una mujer desnuda, misma que responde a lo que el actor hace con la máquina.

“Charlie dice que su exterior de látex se siente como piel. Lo necesita porque no consigue tener sexo”, dijo al portal una fuente cercana al actor.