19 de octubre de 2013 / 03:59 p.m.

Brasilia.- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, reveló hoy que la noche de este viernes vio un documental sobre el golpe militar de 1964 en el país y quedó "sorprendida" por la "interferencia" de Estados Unidos en ese momento de Brasil.

"Aún quien vivió en los años 60 se queda sorprendido con la extensión de la interferencia estadounidense en Brasil en aquel momento", escribió la mandataria en su cuenta en Twitter tras haber visto el documental "El día que duró 21 años", de Camilo Tavares, que recomendó a todos sus seguidores en esa red social.

El documental, que la presidenta vio en una pequeña sala de cine de su residencia oficial, se centra en la situación política previa al golpe del 1 de abril de 1964, que dio lugar a una dictadura que se prolongó durante 21 años.

Según Rousseff, el trabajo de Tavares "muestra grabaciones de los presidentes estadounidenses de la época, endosando articulaciones del embajador (de EE.UU.) Lincoln Gordon a favor del golpe en Brasil".

Agregó que "el filme exhibe un precioso acervo de grabaciones y documentos oficiales de Estados Unidos sobre la participación del Gobierno de Estados Unidos en la preparación del golpe y en la manutención del régimen militar".

En su juventud, Rousseff militó en organizaciones de izquierdas y simpatizó con movimientos guerrilleros, lo cual la llevó a pasar más de dos años en prisión, donde incluso fue torturada.

Pese a esa historia personal, Rousseff afirmó que "hoy, en la política, no existen enemigos o adversarios", sino sólo "visiones diferentes" y "divergencias que se pueden expresar en democracia".

También manifestó su "orgullo" porque Brasil "se convirtió en una democracia sólida debido a la lucha de los propios brasileños", pero señaló que "es importante mirar hacia atrás, porque así aprendemos de los errores y reafirmamos nuestros aciertos".

EFE